miércoles, 26 de septiembre de 2007

Scott Walker

Este post en el blog de música de fluctuat me ha dado un flashback de cómo descubrí a Scott Walker y, aprovechando que hay un documental reciente sobre él, voy a compartir la historia con vuestro permiso.

Me parece que sería a principios de los 90 cuando aparece una edición española de la revista francesa "Les inrockuptibles". Duró poco, pero era una de las mejores revistas culturales que un servidor ha podido disfrutar. En fin, que en uno de los números leí una crítica entusiasta de un recopilatorio de un grupo de los 60 llamado "The Walker Brothers". Poco después, en una de mis visitas regulares a la (desaparecida) Virgin Megastore del Passeig de Gràcia veo en un estante el CD en cuestión, que procedo a comprar inmediatamente. El disco era (es) "No regrets: the best of Scott Walker and the Walker Brothers, 1965-1976". Desde melodramas como "The sun ain't gonna shine anymore" o "Another tear falls" a la misoginia de "Deadlier than the male". Pero las canciones que acababa escuchando más eran las de Scott Walker en solitario. Así que la siguiente compra fue el también recopilatorio "Boy child. The best of 1967-1970" que fue una revelación. Todas las canciones son increíbles. Y la voz. Ejemplo: "When Joanna loved me" (esta no está en el susodicho disco).

En las notas de "Boy child", Marc Almond mencionaba el "briliantly disturbing" "Climate of Hunter". Y poco tiempo después, también en la Virgin Megastore encuentro el CD. Cuando voy a pagar a la caja, ni el CD tiene precio ni el cajero lo encuentra en su lista. Y así de buenas a primeras me pregunta cuánto creo que vale. No me acuerdo qué precio dije, pero eso es lo que me cobró. A eso se le llama "enrollarse".

"Climate of hunter" es algo totalmente distinto. Sólo hay que ver la lista de músicos: Mark Knopfler y Billy Ocean representando el "mainstream" y Ray Russell y Evan Parker representando los "raros". Para ver el resultado, este clip de youtube incluye el vídeo para la canción "Track 3" (pasar hasta el minuto 5:30).

Años después su nombre aparece más y más en críticas de discos y más y más grupos británicos dejan caer su nombre en entrevistas. Por esas asociaciones descubro un disco que está en mi lista de favoritos de siempre, el "Will I ever be inside of you" de Paul Quinn and the indepdendent group (un día de estos caerá un post sobre este disco...). Y también a Divine Comedy. Por esa época se anuncia que la multinacional Fontana le ha fichado y sacará su nuevo disco: "Tilt". Un servidor lo compra de importación y en vinilo en el Revolver de Tallers, pagando un precio respetable en cuanto me entero que está disponible (supongo que ya está claro que soy un malalt de música, ¿no?).

Si "Climate of hunter" es raro, éste no se queda atrás. Pero para mi es uno de los mejores discos que me he comprado. Y si es difícil de escuchar (no es música pop, no), también es verdad que es todo un mundo. Como ejemplo, la canción que cierra el disco: "Rosary", que por cierto no es para nada representativa del sonido del disco, mucho más denso. En el Sónar de ese año se atrevieron a poner el vídeo de (si no me equivoco) "Patriot (a single)" en la sesión de vídeos musicales, y fue recibido con silbidos. Para mi fue de lo mejor de la sesión...

El año pasado Scott Walker volvió con "The Drift", en la línea de Tilt (ver vídeo de "Jesse") y ahora vuelve con un disco instrumental para una compañía de danza y con el documental mencionado al principio.

Más información: