martes, 22 de enero de 2008

Visto y leído

Lenguas

Hace unos meses, con lo de la Feria de Frankfurt se oía y leía bastante que la literatura catalana era sólo la escrita en catalán. Por supuesto que eso es me parece una inmensa estupidez. Me pregunto qué dirán algunos de esos opinadores (muchos de los cuales tienen a Escocia como modelo) sobre esta noticia. Aparentemente (y en mi opinión con razón) a los escritores escoceses en lengua inglesa no les gusta que les etiqueten como literatura inglesa.

La pregunta es: ¿por qué se llama Biblioteca Digital Hispánica si no hay posibilidad de visitarla en argentino, mexicano, cubano, etc.? Porque, ya que son tan  "amables" de hacerla accesible en catalán Y valenciano, lo mínimo sería ofrecer la misma posibilidad a los internautas del otro lado del Atlántico, ¿no? La otra pregunta sería si los que se encargan de las webs de bibliotecas conocen el concepto de usabilidad, pero let's not blow their minds.

 

Sexo

El País informa sobre el sexo en los adolescentes españoles y menciona la influencia que tiene la pornografía en sus experiencias. En la parte seria de The Onion, una ex-actriz porno habla de sus experiencias y de por qué se metió en ese negocio, y en su consultorio sexológico Dan Savage ofrece una definición de lo que es el amor (atención: ¡no apto para personas que se ofendan con facilidad!) en la segunda carta.

Dos proyectos relacionados con otras personas para las que el sexo es un trabajo.

Y un artículo interesante sobre la "vagina dentata".

 

Fascismo

Un artículo en la Harper's Magazine de 1941 sobre quién puede ser un nazi:

"[...] Kind, good, happy, gentlemanly, secure people never go Nazi. They may be the gentle philosopher whose name is in the Blue Book, or Bill from City College to whom democracy gave a chance to design airplanes–you’ll never make Nazis out of them. But the frustrated and humiliated intellectual, the rich and scared speculator, the spoiled son, the labor tyrant, the fellow who has achieved success by smelling out the wind of success–they would all go Nazi in a crisis.

Believe me, nice people don’t go Nazi. Their race, color, creed, or social condition is not the criterion. It is something in them.

Those who haven’t anything in them to tell them what they like and what they don’t-whether it is breeding, or happiness, or wisdom, or a code, however old-fashioned or however modern, go Nazi. It’s an amusing game. Try it at the next big party you go to."

Adivina adivinanza: ¿a cuál de los dos grupos descritos en el artículo pertenecen estos sujetos?

Los hay que saben reciclarse muy bien.

¿De dónde sale esta gente? Una posible respuesta:

"[...] Los matarifes actuaron sin límites porque se creyeron cruzados de la civilización cristiana, salvadores de la patria e instrumentos de la razón de Estado. [...]"

Pero siguen aquí.

Democracia y tortura:

"[...] It is tempting to think of democracies as inherently less likely to torture than authoritarian states are. After all, the people elect democratic governments, and the people don't want to be tortured themselves. Even if we view democracy cynically, as a game in which elites take turns running things, we believe that it has a quiet gentleman's agreement — we don't torture you when we are in power, you don't torture us, and we'll keep it all tidy. However you cut it, we think that democracies are bargains in leniency, and that until recently they had little to do with torture.

But that view is incorrect as a matter of historical record. [...]"

Y por supuesto, mi entrada de ayer.

 

Ciencia

Probablemente mi trabajo siga pareciendo a mucha gente igual de esotérico, pero que veáis que tiene muchas aplicaciones.

Si alguien me hubiera dicho que las revistas científicas de medicina podrían ser una fuente inagotable de diversión, le habría mandado a paseo. Pero quién iba a pensar que tendría razón. Un ejemplo, relacionado con el segundo tema de esta entrada.

 

Cine

Soy un fan absoluto de las películas de Pixar, pero hay gente que puede llevar esa afición a límites increíbles (pero no me voy a quejar que luego nos podemos aprovechar los demás).

Tres días después de mi entrada sobre el tema, Babelia ofrece tres artículos tres sobre el cine rumano. ¡Y en el NYT, otro!

En the nonist, una preciosa entrada sobre Saul Bass.

La película "American Gangster" está recibiendo bastantes críticas por, aparentemente, hacer pasar mentiras por verdades. Para los que no la han visto, la película se basó en este artículo de la revista New York.

Un artículo sobre el coste de preservar las películas en soporte digital.

Y la crónica del rodaje de una película que está en mi lista de la compra: "Overlord".