miércoles, 6 de febrero de 2008

Fragmentos

"Was geschah mit Schillers Schädel?", de Rainer Schmitz es otro "diccionario para ociosos". El título se traduciría por "¿Qué le pasó a la calavera de Schiller?" y es una colección alfabética (desde la "A" hasta "Zylinder") de artículos (en su mayor parte anécdotas) relacionados con libros y escritores. De vez en cuando traduciré aquí algunos fragmentos que me vayan llamando la atención.

Aún no he llegado a la "S", así que aún no sé que le pasó a la calavera de Schiller. Actualmente voy por las entradas que empiezan por "B". De éstas, un par de fragmentos.

En la entrada sobre "Modestia" (Bescheidenheit en alemán):

Las encuestas sobre los escritores y los libros más importantes son siempre muy populares. Así se dirigió una publicación americana a George Bernard Shaw con el ruego de que nombrara a los, en su opinión, doces escritores vivos más importantes.

Fuera por hacerse el gracioso o por una elevada autoestima, Shaw respondió:

1. George Bernard Shaw

2. George Bernard Shaw

3. George Bernard Shaw

4. George Bernard Shaw

5. George Bernard Shaw

6. George Bernard Shaw

7. George Bernard Shaw

8. George Bernard Shaw

9. George Bernard Shaw

10. George Bernard Shaw

11. George Bernard Shaw

12. George Bernard Shaw

Y aún añadió: "Sobre el orden de estos doce preferiría no opinar por causas evidentes."

En la entrada sobre "Bestseller":

[...] Goethe, que con su "Werther" ya desde el inicio de su carrera consiguió un best-seller, veía el tema de una forma más relajada: "Quien no espere tener un millón de lectores no debería escribir ni una línea", le dijo a su Eckermann el 12 de mayo de 1825.

[...]

Pero entonces, ¿cómo se reconoce la calidad de un manuscrito? El editor Ernst Rowohlt tenía, por lo que se cuenta, un método infalible: se golpeaba con el libro detrás de la cabeza, y el sonido era para él señal suficiente. En su época fue Rowohlt una editorial de éxito.