viernes, 16 de mayo de 2008

Lecciones de economía

Leo en la newsletter DSL prime un interesante párrafo que deja claro cómo funcionan ciertos negocios cuando no hay competencia, aunque no haya un monopolio de facto. La frase se refiere al mercado de las telecomunicaciones, pero que se puede aplicar a cualquier mercado. Traduzco:

La competencia no funciona sin competidores, dijo una vez Kevin Martin. Un vicepresidente de una de las empresas de telecomunicaciones más grandes del mundo explicó lo siguiente: "ya no tenemos que reunirnos para fijar los precios. Todos conocemos el sistema. Uno de nosostros hace una declaración bien publicitada de que  los precios pueden subir, entonces todos escuchamos hasta que los otros digan algo similar en público. Si lo hacen, uno empieza a subir los precios y espera a ver si los demás le siguen. Lo suelen hacer, y todos tienen ahora mayores márgenes."

Continúa con un ejemplo de cómo todas las operadoras americanas subieron el precio de los SMS de 5 a 10 céntimos de dólar casi al mismo tiempo. Hay que tener en cuenta que cada mensaje les cuesta sólo una fracción de un céntimo.

Hoy mismo, el periódico belga "De Morgen" informa sobre los "arreglos" de las grandes empresas de alimentación. Una fuente anónima pero bien situada, afirma:

Si eres el único del sector que sube los precios por causa de la subida de los combustibles, pierdes cuota de mercado y te metes en dificultades. La tentación de hablar con tus colegas en el sector para aplicar una subida de precios conjunta es muy grande. Porque si todos suben los precios y el mismo porcentaje, entonces parece una subida "objetiva y responsable".

.......................

Otra lección de economía aplicada: cómo hacer un pelotazo de libro.