domingo, 15 de junio de 2008

Bruselas/Brussel/Bruxelles/Brussels

¿Qué haces cuándo sabes que te quedan apenas unos meses de vida? Randy Pausch dio una conferencia en su universidad en la que da un repaso a su vida. Si entiendes inglés y tienes una hora y cuarto, vale la pena verla.

Una de las ideas que repite en la conferencia más de una vez es que hay que tener paciencia con las personas. Por muy malo o mala que te parezca alguien, tarde o temprano te enseñarán su lado bueno. Es algo con lo que estoy totalmente de acuerdo y que mi experiencia me demuestra una y otra vez. Pero no es algo que se circunscriba sólo a las personas. En mis dos primeras visitas a Viena me fui con una imagen de una ciudad gris y aburrida. Tuve paciencia, y a la tercera fue la vencida y echo de menos estar ahora tan lejos de esa fantástica ciudad.

Con Bruselas mi historia ha sido más difícil. Estando en Holanda la visité varias veces sin que me quedara una imagen especialmente agradable. Desde que estoy en Leuven, había estado otro par de veces y mi impresión no había mejorado. Pero seguí insistiendo y ayer, dándole más tiempo y con más calma, por fin descubrí una ciudad que me gusta.

...................

Quizás uno de los problemas era que aún no conocía en realidad la ciudad. Por ejemplo, el barrio de Marolles, a los pies del Palacio de Justicia

Pasearse por el mercado de la Place du Jeu de Balle es un verdadero placer, y las callejuelas empinadas alrededor, los cafés, las tiendas de libros usados y de anticuarios... No está mal para ser uno de los barrios de mala reputación de Bruselas.

Después, una visita al Museo de Bellas Artes para ver la excelente exposición de pintura flamenca de la colección de la Reina de Inglaterra.

...................

La siguiente sorpresa es la visita al barrio de Anderlecht, y en particular a la Casa de Erasmo. El pequeño museo tiene actualmente una excelente exposición con el título de "Anatomía de las vanidades" en la que se pueden ver, repartidas por las habitaciones, vanitas como ésta.

Esta vanitas del siglo XVI tiene entre otros, este texto en su base:

Post hominem vermis

Post vermem foetor et horror

Sic in non hominem

Vertitur omnis homo

("Tras el hombre, el gusano, tras el gusano el hedor y el horror, así desaparece el hombre transformado en no-hombre", o algo por el estilo...)

No es para todos los gustos, pero la exposición es preciosa, y es un tema que me fascina. En particular, una de las estancias que parecía una versión reducida de la exposición Artempo.

El museo está rodeado por un precioso y silencioso jardín, el jardín de la filosofía, con verdades como ésta:

Para quien no entienda latín: Quien tiene un amigo, tiene un tesoro ("Ubi amici, ibi opes").

...................

Antes de acabar el día, salgo del metro por casualidad en la estación de la preciosa Place Ste. Catherine, e inmediatamente me viene esta canción a la cabeza:

...................

Acabo el día viendo la película "Un conte de Noël" (trailer en youtube) de Arnaud Desplechin, que se ha convertido, con solo dos películas de él que he visto, en uno de mis directores favoritos. Y su actor fetiche Mathieu Amalric, en uno de mis actores preferidos.

Después de esta visita, y teniendo en cuenta iniciativas como la del cine Arenberg y la ayuda de los consejos de la revista gratuita The Word (¡de calidad y te le envían gratis a casa!), iré bastante más a menudo por Bruselas. Y ahora sé que puedo disfrutar la ciudad.